GuidePedia

0

Esta semana se ha estado investigando la muerte de Gabriel, el niño de ocho años, de infinita sonrisa y que la han bautizado como “Pescaíto”. El pequeño ha sido asesinado por la pareja de su padre, quien actuó por celos y venganza, al sentir que Gabriel era un “estorbo”

Lejos de alimentar el odio, la madre de Gabriel, llamó a la cordura, diciendo en medios de comunicación que sería muy importante para ella y para Gabriel que se difundiera la canción “Girasoles” de Rozalén, para así honrar a la memoria del infante, con una melodía que amaba y siempre escuchaba.

Las frases tan poderosas de la canción ha puesto a todos con los “pelos de punta” al decir que “siempre hay personas buenas” y que se está del “lado de las personas valientes” que protegen a otras y sienten amor por los demás. Sin duda, una lección de humanidad, en una terrible tragedia personal.

Publicar un comentario

 
Top